Es oficial: la Comisión Europea ha publicado un "Aviso a las partes interesadas" sobre la retirada del Reino Unido de la Unión Europea y el efecto que tendrá en el marcado CE.

El Aviso también cubre las consecuencias para los procedimientos de evaluación de la conformidad y los organismos notificados. A partir del 30 de marzo de 2019 (fecha tentativa de retiro), el Reino Unido dejará de ser parte de la Unión Europea.

Si bien el contenido de un posible acuerdo de retiro aún es incierto, a partir de la fecha de retiro, las reglas de la Unión Europea para productos comercializados en la UE, después de esa fecha, ya no se aplicarán al Reino Unido. Muchos se verán afectados, especialmente los operadores económicos.

Algunas de las directrices para los próximos cambios ya se están redactando, con especial atención a la evaluación de la conformidad y cómo afectará la retirada al papel de los organismos notificados.

La legislación actual exige que los organismos notificados estén establecidos en un Estado miembro y sean designados por una autoridad notificante del Estado miembro para realizar tareas de evaluación de la conformidad. Por tanto, a partir de la fecha de retirada, los Organismos Notificados del Reino Unido perderán su condición de Organismos Notificados de la UE y serán eliminados del sistema de información de la Comisión sobre organizaciones notificadas - base de datos NANDO (Comisión Europea “Aviso a las partes interesadas”, 2018).

Detalles completos aquí